5 sept. 2009

Carta de Adolfo Perez Esquivel al Juez Gustavo Amarilla


Sr Juez
Dr. Gustavo Amarilla.

Reciba el fraterno saludo de Paz y Bien.

Me dirijo a Ud. a fin de solicitarle tenga en cuenta la situación de los seis campesinos paraguayos, acusados de homicidio de la hija del ex presidente Cubas, quienes fueran apresados en la Argentina y extraditados al Paraguay.

La situación de injusticia y tiempo de detención ponen en evidencia las faltas de garantías para los detenidos.

Hemos hecho gestiones para que sean liberados por tratarse de una situación de injusticia al acusarlos de dicho delito. Los hemos visitado en la prisión de Marcos Paz y conversado largamente con cada uno de ellos, son personas que buscan lograr sus derechos como campesinos a una vida digna y justa en sus reclamos y no ser confundidos con agitadores o delincuentes que dañan la vida de otras personas.

Hoy es importante garantizar a los campesinos la transparencia y justicia que permita poner en evidencia su inocencia y lograr su liberación a fin que se reintegren a sus familias y a la sociedad dignamente y ejerciendo plenamente sus derechos como ciudadanos.

Muchas organizaciones en el mundo seguimos la situación de los campesinos en el Paraguay, tenemos confianza que la justicia paraguaya actuará con equidad y justicia y por lo tanto nos dirigimos a Ud. como Magistrado de la causa para que considere todos los caminos y alternativas para alcanzarla.

Sr. Magistrado, le saludo fraternalmente y le deseo mucha fuerza y esperanza.
Paz y Bien




Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nóbel de la Paz

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sería bueno que, en todas las subidas en el blog, se adjunte la fecha de cada carta o cumunicado para seguir en forma la triste historia de los séis.
Alicia Susana gómez